Degerónimo , la artesanía del siglo XXI

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

La cuerda de algodón es un material noble, sencillo, agradecido al proceso de tintado, maleable, metamórfico y de increíble valor si cae en las manos adecuadas, manos como las de la artesana Sonia de Gerónimo. La reinterpretación de piezas de cerámica con hilo de algodón que realiza desde su taller de Santiago de Compostela ha cautivado al público y a las revistas más prestigiosas. Degerónimo es uno de esos proyectos que ofrecen alternativas al sistema imperante y preconizan un futuro que cada vez se percibe con mayor nitidez, el de la vuelta a la producción exclusiva, atemporal y sostenible. Hoy charlamos con Sonia de Gerónimo para comprobar que la artesanía todavía es posible y una alternativa viable en el mundo de la moda.

Cesta Maruja, foto cortesía de Degerónimo

¿Cómo fue el camino hasta crear Degerónimo y convertirlo en una marca capaz de sobrevivir en un mercado tan complicado?

Ha sido un proceso largo y duro en muchos momentos que ha ido cogiendo forma con el tiempo. No tiene nada que ver lo que hacía cuando empecé con lo que hago ahora. Por el camino vas aprendiendo y afinando hacia donde quieres dirigir tu proyecto y sobre todo por lo que quieres que te reconozcan y que identifiquen con tu trabajo.

Usted trabaja en su taller de Compostela y realiza todas las piezas usted misma, ¿Cómo es el día a día de un artesano en el siglo XXI?

Supongo que el handicap hoy en día es que hay mucha mas competencia y redes sociales. Lo que te obliga a estar en constante actividad para darte visibilidad. Antes el artesano creaba sus piezas y después se promocionaba en ferias y mercados. Hoy en día no solo produces tus piezas como artesana, si no que a veces también eres fotógrafa, tienes que saber expresar lo que haces, a través de redes, para así poder llegar a tu cliente, tener
nociones de marketing para definir el público objetivo, en mi caso gestionar la web, envíos y búsqueda de puntos de venta…Así que, a veces la parte de producción se hace muy cuesta arriba.

Con la experiencia que tiene ahora mismo ¿Qué le diría a su yo estudiante, cuando eligió formarse en diseño de moda?

Que tendría que haber aprovechado mas el tiempo y haber seguido formándome sobre todo en cuestión de programas de diseño y maquetación por ejemplo.

Pieza de la colección Saudade, foto cortesía de Degerónimo

El mundo textil ofrece muchas posibilidades y a menudo resulta complicado encontrar el hueco adecuado, un lugar que deje espacio para la creatividad y también sea sostenible económicamente ¿En qué momento se dio cuenta de que había encontrado ese punto de equilibrio?

Desde un principio tenía claro que la filosofía de la marca era producir de manera sostenible, con materiales naturales y cantidades en función de la demanda, evitando así generar mas de lo necesario. La intención era aunar esto con un producto de diseño actual y contemporáneo. Supongo
que el equilibrio llega cuando tus piezas tienen tu sello de identidad, ese que hace que las personas vean tu producto y rápidamente lo asocien a tu marca.


¿Qué se requiere para conseguir el estatus de artesano? ¿Qué ventajas le ofrece?

Principalmente que la elaboración de un producto tenga en su totalidad o un tanto por ciento muy elevado de producción manual. La ventaja que esto te aporta es poder ofrecer un producto casi exclusivo, ya que la elaboración artesana no te permite producir grandes cantidades y a la vez, casi nunca son dos piezas iguales.


Lo que usted crea es algo único y ha conseguido crear un estilo Degerónimo reconocible. Después de ese logro ¿Cuáles son sus planes para el futuro?
Me encantaría crear una línea de piezas únicas, mucho mas elaboradas, casi de coleccionista. Mostrar que con un material como la cuerda de algodón se pueden crear auténticas maravillas.

Pieza de la colección Saudade, foto cortesía de Degerónimo


Una última pregunta, en su opinión y a través del contacto que tiene con sus clientes ¿Ha percibido usted un cambio en el patrón de consumo? ¿Cree que realmente vamos a cambiar nuestros hábitos y ser mejores consumidores?

Si he notado cambio, sobre todo desde la pandemia. El estar mas tiempo en casa nos ha hecho valorar mas lo que queremos que nos rodee, lo que decore nuestro hogar y a la vez nos alegre la vista. A la mayoría ya no les vale cualquier objeto básico para cubrir un hueco o ambientar un
rincón. Hoy en día se aprecia mucho más como están hechas las cosas y sobre todo conocer la historia y la persona que hay detrás de cada objeto o producto.

Si quieres conocer más acerca de Degerónimo te invitamos a que visites su preciosa web