La nostalgia recurrente de los Y2K Parte II

Si hay algo que los millennials hemos aprendido es que las cosas buenas vienen en fascículos, o al menos eso nos hizo creer Planeta deagostini, y ya que la nostalgia es bastante amplia nos hemos visto obligados a sacar tomo II. Tranqui este no costará 750 pts

Hay un porcentaje de gente – a los que me atrevo a llamar dementes – que les encanta el invierno. Que nos expliquen, por favor, cuál es la magia de que anochezca a las siete de la tarde, mientras intentas hacer vida  envuelto en un Stjärnbräcka de Ikea. Y es que en medio de los días lúgubres y taciturnos – en este caso acompañados de muuucha lluvia – la nostalgia se vuelve más candente. 

Volviendo a nuestro tema, los Y2K están de vuelta y, como ya adelantamos  en el tomo I, son amados por todos menos por sus coetáneos. Por eso hoy, os traemos las cinco prendas que inspiran a cualquier tiktoker zillennial de manual. – cargadas de nostalgic issues -.

  1. El chándal Juicy Couture o mejor dicho el uniforme de Paris Hilton. 

Chándal + terciopelo + colores pastel = reina del metaverso. Claramente la heredera Hilton es el máximo exponente de esta tendencia. Pero querida Paris, aquello de afirmar que cambiabas de atuendo, cada dos horas, para que jamás te capatasen repitiendo outfit es un poco mentirijilla. Podrían crear un archivo infinito solo con fotos de tu persona enfundada en un Juicy Couture. 

En plena etapa postpandémica ¿Qué mejor aliado que un chándal para cargar con el peso de la vida adulta funcional? Si la iconic Blue Baller pudo hacer que fuese una extensión de su personalidad, tú no vas a ser menos.

  1. Low rise – si amigxs tenía que estar, aunque la odiemos -.

Irremediablemente, y como antaño, el ombligo sale a saludar. Los que vivimos esa época éramos muy de cultura pop y resultaba inevitable ver a Christina Aguilera con aquellos looks y no imitarlos. Por ende, y por desgracia, la cintura baja está de vuelta. Te guste o no. 

  1. Minifaldas – o miniminimini faldas -. 

Siendo sinceros, las minifaldas nunca se han ido, pero en aquel entonces cuanto más cortas fuesen mejor. Y si podías añadirle un maxi cinturón a la cadera sumabas +1 en tendencia. Si no lo tienes muy claro, solo necesitas echarle un vistazo al desfile primavera verano 2022 de Miu Miu y tratar de no pensar en Mía Colucci en el Elite Way School. 

Mia Colucci «Rebelde» (2004) Desfile Miu Miu SS 2022
  1. Denim + denim

Para los que sufren algún tipo de TOC esto puede provocarles intranquilidad. Había una regla no escrita donde te decían que denim con denim NO porque nunca encontrarías dos piezas con el  mismo lavado – seguramente estos también sean los de “rosa y rojo patada en el ojo” – pero chicxs las reglas están para romperlas, hagamos que la princesa del pop y Justin Timberlake se sientan orgullosos de vuestros looks total denim. 

Britney Spears y Justin Timberlake
  1. Pantalones cargo

No lo decimos nosotros, lo decía la “mother fucker princess”, y es que los dickies y los cargo eran esenciales en la época. Daba igual si eras punk o emo eran un básico. Aunque son bastante favorecedores,  aquí la verdadera duda es ¿alguien usa todos los bolsillos? En caso afirmativo ¿qué guardan en ellos?

Mientras los millennials castizos soñamos con un maratón de Halloween, a la antigua usanza, *Disney Channel indicó que le gusta tu comentario*. Y conocedores de que una época que empezó con un error informático no podría ir bien. Dejaremos que los Gen Z cometan nuestros errores porque, quien afirmó que los que no conocen su historia están condenados a repetirla, no sabía que la moda era cíclica.