Un paseo para recordar

Hace unos días leyendo Vogue.es encontré un artículo donde, nuevamente, colocaban a las sneakers como reinas indiscutibles del próximo invierno. Posiblemente hablar de reinados en esta época no sea lo más acertado, así que puede decirse que “dominarán la temporada invernal”. Esto me llevó a pensar que no fue el boom del sporty chic ni aquello de priorizar comodidad versus elegancia lo que posicionó el calzado deportivo como nuestro básico esencial. 

Los stilettos son un must, pero nadie elegiría unos sanguinarios Louboutin ante unas Adidas Gazelle para soportar el peso de la vida, o puede que sí. 

Volviendo al punto de partida, cuando el product placement todavía no se llamaba product placement, el cine ya nos implementaba esta estrategia de marketing. Y es que la industria audiovisual tiene un poder de influencia bastante abrumador. Tanto, que puedes aspirar a ver a alguien vestido de “Clockwork Orange”Naranja Mecánica» para los devotos del doblaje) y que piense que Stanley Kubrick es un personaje de Netflix, pero entre los múltiples handicaps o el terminar siendo mainstream sin pretenderlo, tiene vocación de inmortalidad.

Es casi imposible visualizar a Audrey Hepburn sin su Givenchy negro o a Sara Jessica Parker sin sus manolos. La publicidad de guerrilla ha conseguido perpetuar en el tiempo las sneakers más icónicas de la gran pantalla y hoy, en este paseo para recordar, hacemos una pequeña recopilación de las zapatillas de película. 

“Maria Antonieta” (2006) de Sofía Coppola y las Converse

Disponible en: Movistar +, Apple TV, Google Play y Youtube. 

Sofía Coppola nos muestra la versión más adolescente de la reina guillotinada de Francia rodeada de bombones, cupcakes, flores y muuuuucho rosa. Pese a la cautivadora historia gestada en Versalles, rodeadas de copas de champagne y unos manolos, las Chuck Taylor se llevan toda nuestra atención. 

“Forrest Gump” (1994) de Robert Zemeckis y las Nike Cortez

Disponible en: HBO Max, Movistar +, Youtube, Apple TV y Google Play. 

En la que posiblemente entra en el top cinco películas terriblemente dramáticas de la historia del cine, encontramos como co-protagonistas – sí merecen ese título –  las zapatillas de running más aclamadas de la época. Y es que aquello de “La vida es una caja de bombones” en este caso no es de bombones sino de Nike. 

“Kill Bill” (2003) de Tarantino y las Onitsuka Tiger. 

Disponible en: Youtube, Apple TV y Amazon Prime. 

Un total look amarillo en honor a Bruce Lee necesitaba unas zapatillas a la altura, ¿y qué mejor que unas Onitsuka Tiger Mexico 66 que digan “Fuck u”? En los pies de Uma Thurman pasaron a la historia como el calzado ideal para llevar a cabo una gran venganza.

“Trainspotting” (1996) de Danny Boyle y las Adidas Samba.

Disponible en: Google Play, Amazon Prime y Youtube.

Usualmente una película empieza con un plano general, de paisajes de ensueño acompañados de una banda sonora que te transporta a Hollywood y que, posiblemente, te recuerda lo mediocre que es tu vida. Pero Trainspotting no, al ritmo de “Lust for life” del gran Iggy Pop, el primer plano son unas Adidas Samba en los pies de un joven Ewan McGregor. Un guiño claramente justificado a la cultura brit pop.

“Regreso al futuro” (1985) de Robert Zemeckis y las Nike Mag.

Disponible en: Netflix, Amazon Prime, Youtube, Google Play y Apple TV. 

No podíamos cerrar esta oda a la nostalgia sin las zapatillas más deseadas de todos los tiempos. Con solo 1.589 unidades en todo el mundo y por un módico precio de 44.200€ , ¿quién no querría tener unas sneakers con robo-cordón? Pese a que son reales y una réplica casi perfecta de la película hay que puntualizar que, en cuanto cordones, lo más similar que tiene Nike en el mercado es la tecnología FastFit, para el nudo mágico todavía faltan unas décadas. 

Después de este breve recorrido por el mundo cinematográfico, y ya con los pies en la tierra…¿Tendrías claras las zapatillas que usarías para protagonizar tu vida?